Blog

De los verbos ser y estar, para Papás y Jefes

undefined

Nuestro idioma es generoso, un ejemplo de ello es que, a diferencia de otros, “Ser” no es igual que “Estar”.

Cuando hablamos de relaciones familiares o personales, el verbo “Ser” es el adecuado. Por ejemplo, soy hijo de, soy hermano de, soy esposo de, soy jefe de, entre otros. Sin embargo, cuando hablamos de situaciones transitorias o coyunturales como el estado civil y las posiciones o cargos que ocupamos, lo adecuado es el verbo “Estar".

Porque no es lo mismo:

  • “Estar” casado con…. que, “Ser” esposo de….
  • “Estar” como jefe de…. que, “Ser” jefe….
  • “Estar” enfermo de…. que, “Ser” enfermo de….
  • “Estar” como papá de…. que, “Ser” papá de…


Pero más allá de éstos preceptos teóricos, me pregunto: ¿Solo basta conjugar el verbo “Ser” para verdaderamente “Ser”?


Sin duda, la respuesta es un rotundo NO. Ser, implica no solo la conjugación de un verbo, para Ser hay que accionar, hay que hacerse cargo. Por ejemplo, los caballeros pueden “Ser” papás a partir del hecho biológico, pero “Ser” papá implica muchas acciones diarias concretas para que, en efecto, seamos papás. Probablemente, la más demandada es la acción económica, que implica, como todos conocen bien, el aporte requerido para el sustento del infante. Pero además, están las acciones relativas al relacionamiento y al aporte afectivo, en primera instancia, hacia la madre y el infante. Lo cual alimentará aspectos psicológicos, sociales y culturales. Y cuando un hombre no ejecuta acciones en, al menos, estos dos campos, podemos decir que “Es el progenitor de…” pero “No es el papá de…”

De igual manera, podríamos extrapolar esto al contexto organizacional, en cualquier instancia donde una persona tenga a su cargo una plantilla de al menos 1 persona, está como Jefe, pero pasar a Ser jefe, no es tarea fácil. Por ello, las empresas de primera categoría invierten grandes sumas de dinero en la preparación de aquellos que tienen bajo su responsabilidad a otras personas. 

Partiendo de la premisa que toda relación laboral tiene un valor comercial (salario) y dicho valor es acordado en un contrato, que el empleado firma para poder iniciar su gestión, probablemente aquel que está como Jefe, no tiene ninguna atribución para impactar ésta acción económica llamada salario, son escalas o bandas que son fijadas a otro nivel o en otros departamentos.

Sin embargo, lo que si le compete al que “Está como Jefe” es, “Ser Jefe”. Entonces, si la acción económica no está en manos del jefe, ¿Qué acción si está en sus manos? Probablemente las más importantes, aquellas relativas al Relacionamiento con las personas que tiene a cargo.

Porque es a partir de la creación de espacios conversacionales empáticos donde se fertilizarán las ideas y planteamientos que impactan en positivo los resultados. Y para ello conviene mucho que las personas que ocupan posiciones de jefatura, ejecuten estas 10 acciones concretas y básicas:

  1. Cortesía: Hola, Buenos días/tardes, ¿Cómo está?, hasta mañana. Aún no se ha muerto nadie por saludar.
  2. Rectitud: No promueva, ni se involucre en chismes.
  3. Ética: NUNCA hable mal de quien ya no está en la empresa o no se encuentra presente.
  4. Respeto: Trate a cada quién como quiere ser tratado no como a usted le gusta que lo traten.
  5. Cercanía: Sonría, mire a los ojos y ocúpese genuinamente, de saber sobre su gente y lo relacionado con cada una de las personas que tiene a cargo. No le pida a otros que hagan ésta tarea.
  6. Honestidad: NUNCA ocupe la misma frase “pre-fabricada” con todo el mundo, se escucha falsa y es, en efecto, falsa.
  7. Converse: no importa cuánto avance la tecnología, nunca, ningún medio digital podrá reemplazar el poder del Cara a Cara. Aporte argumento y no se olvide de ser Empático.
  8. Edificación: conozca a su equipo y reconozca a cada quién aquello que hace muy bien, no use frases genéricas, sea específico. Y hágalo constantemente. Haga depósitos en la cuenta de ahorros emocional del otro.
  9. Confianza: No ofrezca cosas que no puede cumplir o que no está en su ámbito de aprobación.
  10. Persuasión: emplee recursos probados como la reciprocidad, la consistencia o el consenso para movilizar o influenciar a su equipo. No emplee el sarcasmo o el miedo, porque no funciona. Estamos en el siglo 21 no en la época de la colonia.

Definitivamente, Ser y Estar, no es igual. Y usted, ¿Es Jefe o solo está como Jefe? ¿Es Papá o solo es progenitor?

Un fuerte abrazo,
Luis E. Dávila J.
Coach Ontológico Profesional

Universidades tradicionales en peligro de extinción

undefined

De acuerdo con David Roberts, el experto en innovación y miembro de Singularity University (SU), la universidad de Silicon Valley, considera que el negocio de las universidades tradicionales tiene sus días contados (1).

Y eso, ¿Qué quiere decir?,

Para el Sr. Roberts, las universidades no han evolucionado mucho en 100 años de historia y además han sido particularmente ineficientes en la resolución de los principales problemas de la humanidad, que según SU, son doce y se subdividen como sigue (2):

La satisfacción de las necesidades de recursos:

* Energéticos, Acuíferos, Alimenticios, De albergue, Espaciales y Ambientales.

La satisfacción de las necesidades sociales:

* Capacidad de recuperación ante los desastres, Gobernabilidad, Salud, Aprendizaje, Prosperidad y Seguridad.

Todos estos problemas son abordados desde tres perspectivas:

1) Asegurar las necesidades básicas a todas la población.

2) Sostenibilidad y mejoramiento de la calidad de vida.

3) Disminución de los riesgos futuros.

Roberts, continua diciendo que en los últimos años hemos vivido la mayor disrupción de la historia de la educación y las universidades no están dispuestas a transformarse y abandonar su metodología obsoleta. No están siendo capaces de adaptarse y fluir con los cambios en el entorno, quizá deberíamos sentarnos a esperar a ver cuales son las que van a sobrevivir. Solo aquellas con una poderosa Marca lograrán mantenerse.

La principal función de las Universidades en la era industrial ha sido proporcionar a las empresas la mano de obra calificada que se requería para ocupar los puestos de trabajo en distintas industrias, con lo cual se han dedicado a graduar a Profesionales en "Serie", Administradores, Ingenieros, Contadores, Economistas y una extensa lista. No obstante, hoy estamos en plena carrera hacia la robotización de los puestos de trabajo y seria bueno preguntarse si, ¿Realmente en los próximos 10, 20 o 30 años el mundo va a requerir tantos de estos profesionales tradicionales?.

Realmente el mundo hace 10 años no requería de Community Managers, Desarrolladores WEB, Youtubers o Desarrolladores de aplicativos para Android, Networkers y muchos más. Y peor aún eran prácticamente nulas las opciones de matricula disponibles en las universidades tradicionales para estas profesiones, incluso hoy las opciones de matrícula siguen siendo nulas o escasas en la mayoría de las universidades. El cambio está ocurriendo y las universidades siguen sin reaccionar. Hoy en día un Youtuber puede ganar mucho más dinero que cualquier egresado universitario, con 10 años de experiencia y empleado en una empresa transnacional.

A Roberts se le preguntó,  ¿Hay alguna plataforma de aprendizaje online que esté destacando sobre las demás?, él comenta que si: "Udacity" (3). Que es un instituto propiedad del otrora profesor de Stanford, Sebastian Thrun, experto en Inteligencia Artificial en USA y cuya promesa básica es: "Si terminas el curso a tiempo te devolvemos tu dinero y además, si luego de tres meses de finalizado el curso no consigues empleo también te devolvemos el dinero", Te pregunto, ¿Crees que tú Universidad tradicional, tu Alma Máter, te va a devolver el dinero si no consigues empleo luego de tres meses de graduado?. Es como para, al menos, ponerse a pensar.

En honor a la verdad si ellos (Udacity) preparan a profesionales en carreras prácticamente nuevas esa es una promesa un tanto sencillo de cumplir. Pero, ¿Porqué el resto de las universidades no compiten en ese mercado?, ¿Porqué se tardan tanto en ampliar sus programas de formación o en introducir nuevas opciones educativas?, he allí precisamente el meollo del asunto. Pareciera cierto creer que la educación que está cambiando al mundo, hoy en día, está ocurriendo fuera de los claustros educativos.

Hasta aquí podemos concluir que aunque hoy tenemos muchos avances tecnológicos, la educación como sistema, como medio para lograr alcanzar los más grandes objetivos de la humanidad no ha evolucionado mucho y está a punto de extinguirse. Con lo cual pudiéramos decir que las universidades son los Dinosaurios de nuestra era. 

No obstante, me hice dos preguntas para que al buscar las respuestas, formarme mi propio juicio:

1) ¿La humanidad ha podido dar solución a las necesidades básicas de alimentación, albergue, salud y educación?

Según el Programa Mundial de Alimentos (4), 1 de cada 9 personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa, son aproximadamente 975 millones de habitantes, el 12,9% de la población de los países sub desarrollados tienen desnutrición, el 45% de las muertes de los niños menores de 5 años son causadas por nutrición deficiente.

Al consultar el informe sobre el desarrollo humano de las Naciones Unidas del año 2015 (5) dice y cíto: "nunca ha habido peor momento para tener un perfil de trabajador solo con competencias y capacidades comunes, ya que las computadoras, los robots y otras tecnologías digitales están adquiriendo estas competencias y capacidades con una rapidez extraordinaria". Tanto porque pueden ser reemplazados por robots o sus puestos de trabajo serán cada vez peor remunerados y en consecuencia no pudieran cubrir sus necesidades básicas.

Definitivamente pareciera que la educación en 100 años no ha dado solución a todas las personas para que puedan dar satisfacción a todas sus necesidades básicas.

2) ¿La humanidad ha podido dar solución a las necesidades de convivencia necesarias para la preservación de la especie?

Quizá a primera impresión creemos que habitamos un mundo en "Paz" pero pareciera que no es así. Basta ver la manera como la mayoría de nosotros se relaciona con sus propias familias, padres, esposas/os, hijas/as, etc. Y la manera como nos cuesta poner de nuestra parte como personas para corregir aquello que no nos hace bien a nosotros y a ellos. A lo mejor esto le parezca un simple juicio de mi parte pero pareciera ser una de las causas que generan el hecho que se confirma a continuación: Al consultar el mapa de conflictos en el mundo del año 2016 publicado por el Diario La Vanguardia (6), notamos que al menos 10 países tienen conflictos armados, 25 países tienen conflictos armados y tensión política y un total de 43 países tenían para el momento de dicho artículo tensión política, económica y/o social.

En definitiva, si hay 78 países con algún tipo de conflicto, definitivamente la educación no ha logrado contribuir de forma contundente a la convivencia en el planeta, o por lo menos no ha podido influir en la forma como convivimos y nos relacionamos la mayoría de los habitantes del planeta.

Los hechos parecen ser contundentes y el Sr. Roberts pareciera tener la razón en el tema. Las preguntas aquí serían: ¿Qué van a hacer las universidades para evitar extinguirse?, ¿Qué vamos a hacer nosotros, cómo individuos, para no quedarnos atrás en nuestra educación mientras las universidades despiertan?, ¿Será que las universidades son el único nivel de la educación tradicional que ha fracasado en contribuir a los principales problemas mundiales?, ¿Los cambios de metodologías y de contenidos deben ser hechos también en la educación inicial, básica y bachillerato?, ¿Están nuestros docentes preparados para cambiar semejante chip de 100 años de antigüedad?, ¿Estamos los padres para comprender lo que esto significa?...........

Muchas preguntas por responder, mucha incertidumbre y un tema fascinante que pudiera determinar si la especie humana podrá pasar a un nivel intelectual, social, político, económico y humano mucho más sofisticado al que sostenemos en el presente, que nos permita dar solución a los problemas de vivir y de convivir.

Que bueno seria una educación que nos invite:

* Más a vivir plenamente que a sobrevivir,

* Más a aprender que a memorizar información,

* Más a aceptar las diferencias que a rechazarlas,

* Más a desarrollar nuestras capacidades,

* Más a respetar al otro que a subyugarlo,

* Más a colaborar que a competir,

* Más a soñar, a crecer, a desplegar nuestras capacidades.....................

Ante este gran reto, ¿Qué vas a hacer tu al respecto?

 

Un fuerte abrazo,

Luis E. Dávila J.

Coach Ontológico Profesional
LED Formación y Coaching
Director – Fundador
www.ledformacionycoaching.com.ve

undefined    undefined

COA - FICOP Nro 00306             Scrum Manager Nro 17739

 

Fuentes:

(1) http://economia.elpais.com/economia/2016/10/23/actualidad/1477251453_527153.html?id_externo_rsoc=whatsapp

(2) https://su.org/about/global-grand-challenges/

(3) https://www.udacity.com

(4)  https://es.wfp.org/hambre/datos-del-hambre

(5)  http://www.undp.org/content/dam/undp/library/corporate/HDR/HDR%202015/HDR15_Standaloneoverview_SP.pdf?download

(6)  http://www.lavanguardia.com/internacional/20160504/401554280858/mapa-conflictos-mundo.html

 

 

 

 

 

 

 

 

Messi renunció – Lección para los que deseamos ser buenos líderes.

undefined

 

¿Qué aprendizaje nos deja Lionel Messi a todos aquellos que estamos encargados de liderar familias, equipos de trabajo, organizaciones o países?, apartando cualquier tipo de fanatismo o preferencia por selecciones y clubes, siempre he pensado que el deporte nos enseña lecciones de vida que podemos aprovechar para mejorar nuestro desempeño personal y profesional.

Mucho he visto en las noticias sobre la renuncia del Capitán de la Selección Albiceleste, Lionel Messi, todas son verdaderamente variopintas, unas a favor y otras en contra del jugador. No obstante, humildemente pienso que esa decisión tiene mucha más trascendencia que una egoísta valoración positiva o negativa.

En primer lugar, es un líder que no permitió que el mundo hablara mal de su selección, de su país, de sus compañeros de equipo e incluso de su cuerpo técnico, asumió su liderazgo con valentía y gallardía, haciendo que todo el orbe gire sobre él, su reciente decisión, sus posibles errores o cualquier otra banalidad.

Con su acción se ha hecho cargo responsablemente de lo que le toca, le ha dicho al mundo, Yo soy el 10 de Argentina, he fallado y por mí, Argentina no ganó otro torneo clave, entonces renuncio. El foco de atención está sobre él atribuyéndose toda la absoluta responsabilidad, porque eso es lo que hace un Líder, se apropia de los errores y desaciertos del equipo, de las fallas y de las derrotas, asumiéndolas como propias y exclusivas.

No está en discusión si éste talentoso jugador puede o no ganar torneos o campeonatos clave, ya bastantes noticias tenemos de todas las proezas que ha realizado con el Futbol Club Barcelona. Nadie, en su sano juicio, podría decir que Lionel no es un Líder nato o que no sabe cómo coordinar acciones con sus compañeros para alcanzar lo más alto del podio. Es en este momento y sin lugar a dudas, el mejor jugador de futbol del planeta. Y en lo que a mí respecta un Líder generoso de quién debemos aprender.

En segundo lugar, considero que los Líderes que son referentes mundiales de nuestra historia tienen en común: la renuncia. Entendiéndola como un acto de sacrificio personal en busca de un bien mayor. Es posible que alguien pueda pensar que la renuncia sea un acto de cobardía, pero eso solo denota la ausencia de un análisis profundo y desapasionado.

¿Qué duda cabe que Jesucristo renunció?, Jesús, aun conociendo que Judas lo traicionaría, renunció a seguir con vida entre sus discípulos para dejarnos una enseñanza mayor, para dar su vida por Amor a su pueblo, para sembrar la Fe y la Esperanza en todos nosotros. Renunció a lo que para cualquiera de nosotros hubiese sido prioritario, Vivir.

¿Qué duda cabe que la Madre Teresa de Calcuta renunció?, Ella abandono la tranquilidad y comodidad de un monasterio para ir en busca de los más desamparados, y con ello poder mostrarnos que el camino está hecho con las piedras de nuestras propias comodidades y mezquindades.

¿Qué duda cabe que Mahatma Gandhi renunció?, Gandhi colocó su propia vida en manos del régimen de turno pretendiendo liberar a toda una nación. La no violencia fue su bandera y la libertad su legado.

Los ejemplos son muchos y pudiéramos pasearnos por líderes como Nelson Mandela, Wiston Churchill, Martín Luther King y muchos más que han tenido que renunciar a posturas, deseos y anhelos personalísimos para proporcionarnos un bien mayor.

Como yo lo veo, Lionnel Messi prefiere renunciar a sus deseos personales de lograr un Campeonato Mundial o una Copa América con la camiseta albiceleste para que ellos puedan hacerlo sin él. Esto no es cualquier sacrificio, esta no es cualquier renuncia, esto es Liderazgo puro y absoluto. ¿Qué entiendo yo?, Messi nos dice que si él es la piedra de tranca, pues renuncia para no obstaculizar más al equipo en el logro de los objetivos. Nuevamente un Líder grandioso renuncia a sus deseos personales por un bien mayor, por la oportunidad de que la albiceleste le proporcione a la Argentina los tan ansiados títulos y con ello otorgarle a todos los Argentinos un motivo más, una felicidad más, una estrella más.

¿Cuántos cuestionables líderes de hoy, toman decisiones diametralmente opuestas a la de Messi en momentos coyunturales y de suma importancia para sus familias, equipos, organizaciones o países?.

¿Cuántos permanecen anclados en sus mezquinos deseos personales a costa de la infelicidad o desgracia de sus familias, equipos, organizaciones y países?

¿A qué tipo de cosa debes renunciar tú, en tanto Líder, para dar paso a un bien mayor, para dar oportunidad a la gloria de la familia, del equipo, de la empresa o del país?

Un abrazo,

Luis Dávila
Coach Ontológico Profesional
LED Formación y Coaching
Director – Fundador
www.ledformacionycoaching.com.ve

Pagina de inicio